Como era de esperar, la surrealista batalla judicial iniciada por SCO en contra de Novell por la supuesta apropiación indebida de código de UNIX, ha tenido el final que todos (menos los de SCO) esperábamos. Leo en Bulma que hace pocas horas el juez Dale Kimball, ha hecho pública la sentencia en la que se establece que SCO no tiene los derecho sobre UNIX, siendo estos competencia de Novell.